domingo, 19 de julio de 2015

MUROS-Las cinco vallas que sellan fronteras en el Magreb

LOS MUROS DE LA EXCLUSIÓN

Los muros o vallas con los que algunas fronteras se protegen de la inmigración en el norte de África. En amarillo, los muros de arena, y en rojo, los vallados
Los muros de Belfast que separan a católicos y protestantes de Irlanda del Norte desde 1969 fueron bautizados con un eufemismo, "líneas de la paz". Sin embargo, los alambres de espino y las torres de vigilancia mantienen vivo y de cuerpo presente el conflicto entre las dos comunidades.
El muro de Berlín (1961-1989) dividió a Alemania y al mundo en dos bloques.
Los kilómetros de hormigón de Cisjordania que Israel empezó a construir en 2002 –un muro declarado ilegal por la Corte Internacional de Justicia– imponen restricciones de circulación a dos millones de palestinos y no han acercado posiciones en las negociaciones de paz.
En los últimos años, el Magreb es el lugar donde se están plantando más muros, barreras y vallas. En unos casos, muros contra la inmigración irregular. En otros, contra la amenaza del terrorismo. "Ninguno de ellos –cuenta Hasni Abidi, director del Centro de Investigación del Mundo Árabe y Mediterráneo, con base en Ginebra– soluciona el problema. Sólo lo pospone. Los muros se construyen cuando fracasa la política".

Las vallas de Ceuta y Melilla con Marruecos

 
Los trabajos para levantar la valla actual de Melilla comienzan en 1998 y un año más tarde empieza a erigirse la de Ceuta, construidas ambas con fondos españoles y europeos para impedir el tránsito de inmigrantes irregulares procedentes de Marruecos y de países de África subsahariana.
En 2005, con el incremento de los saltos de inmigrantes en las vallas, el gobierno español decide elevar la altura hasta los seis metros y añadir concertinas. Entre 2005 y 2013, se han invertido 72 millones de euros en el refuerzo de las fronteras que, sin embargo, no han detenido la llegada de inmigrantes...

La valla entre Marruecos y Argelia

En 2014, Marruecos inició los trabajos para levantar una valla en su frontera con Argelia. Al mismo tiempo, sus vecinos argelinos han cavado un foso en su lado de la frontera. Marruecos ha construido 170 kilómetros en tres tramos pero se desconoce si el gobierno marroquí tiene intención de ampliarlo. Según el Ministro del Interior, Mohamed Hassad, el muro tiene el objetivo de protegerse de las amenazas terroristas, la inmigración ilegal y el contrabando".
La construcción de la valla está teniendo consecuencias para los inmigrantes subsaharianos que intentan atravesar la frontera desde Argelia a Marruecos:desde enero de este año, se ha documentado la muerte de al menos cuatro personas en el límite fronterizo.
Pero el flujo migratorio no ha cesado: por esta vía llegan menos, y de forma más peligrosa y cara para los inmigrantes, pero siguen intentando cruzar a Marruecos.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario