sábado, 14 de junio de 2014

Más abusos policiales a migrantes en 2013

Un hombre se mantiene encaramado en un poste de la valla de Melilla. / Santi Palacios (AP)
 
Los casos de tortura, malos tratos y muertes bajo custodia en España hacia el colectivo migrante aumentaron durante 2013, año en que se presentaron 114 denuncias frente a las 103 del periodo anterior. Esta es una de las conclusiones que se desprenden del informe anual, el décimo consecutivo, presentado por la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura, formada por 50 asociaciones y colectivos de todo el país y dedicada a velar por la aplicación de los mecanismos internacionales de prevención de la tortura en España.
 
El informe La tortura en el Estado español recoge 252 situaciones en las que se produjeron agresiones a un total de 527 personas, una cifra inferior a la del año anterior, con 851 denunciantes y 288 casos. Es una buena noticia, aunque la coordinadora advierte de que esta reducción no tiene por qué significar que la violencia haya disminuido, sino simplemente que ha habido menos denuncias por miedo a contra denuncias o represalias, por la desconfianza que existe hacia las instituciones y los tribunales de Justicia o por la disminución de la capacidad de las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, muy afectadas por la crisis económica.

En cualquier caso, las situaciones de malos tratos contra los migrantes en territorio español han subido de un 12% del total a un 22%, y queda como el segundo colectivo más afectado por detrás de los asistentes a protestas sociales. Para encontrar la primera causa de este aumento hay que dirigir la mirada hacia Melilla, Ceuta y la Frontera Sur de Europa, a quien la Coordinadora ha dedicado un apéndice entero dada la "gravedad" de la situación. Tan solo en Melilla, un mínimo de 39 personas, todas de origen extranjero,fueron agredidas por agentes de la Guardia Civil cuando intentaban entrar en la ciudad. El texto destaca que no es posible saber a ciencia cierta la totalidad de agresiones ya que solo se han contado las denuncias que han llegado al conocimiento de alguna de las 50 entidades que conforman la Coordinadora y que han podido ser contrastadas. Así, por ejemplo, no se han tenido en cuenta las informaciones sobre agresiones a migrantes dedicados a la venta ambulante ya que no se han podido demostrar.
El caso de los Centros de Internamiento de Extranjeros merece especial atención porque en un año se han reportado 19 agresiones a inmigrantes por parte de agentes policiales tanto en el interior de los centros como en el momento de ser deportados, la mayoría en el último trimestre del año. Fue el caso de un joven marroquí que fue agredido cuando era expulsado a su país el pasado 5 de diciembre en el aeropuerto barcelonés de El Prat. Formaba parte de un grupo de 15 internos del CIE de la Zona Franca. "Fueron esposado por parejas, uno con otro. Uno de los jóvenes quiso levantarse y balbuceó unas palabras para, inmediatamente, ser golpeado con los puños por cuatro agentes", cita el texto.
Por: | 05 de junio de 2014
Blog: el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario