viernes, 10 de enero de 2014

Andalucía será la primera región europea en despatologizar la transexualidad

La comunidad autónoma andaluza será la primera región de un Estado europeo en despatologizar la transexualidad y acatar las recomendaciones del Parlamento Europeo del 12 de diciembre de 2012.
La próxima semana, probablemente el lunes, está previsto el registro en el Parlamento andaluz del proyecto de ley integral de transexualidad, un año, un mes y un día después de la recomendación comunitaria.
Europa recomendó a todos los países miembros modificar sus leyes para no discriminar a las personas transexuales y proponía como referencia la ley Argentina (de marzo de 2012), la única a nivel mundial que ha reconocido la autonomía y la despatologización de las personas trans.
El camino ha sido largo pero las personas transexuales residentes en Andalucía tendrán su ley integral. Han sido varios años de pelea y negociaciones, la última con amenaza de huelga de hambre incluida ante las sucesivas prórrogas para su aprobación. Cuestiones terminológicas habían vuelto a retrasar durante el último mes el consenso entre los grupos parlamentarios y los colectivos de personas transexuales. Finalmente, está previsto que el próximo lunes 13 de enero, a más tardar el 15 de enero, se registre en el Parlamento de Andalucía el 'Proyecto de Ley Integral de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales'.
La ley, que se podría aprobar en cuatro o cinco meses tras el pertinente trámite parlamentario, contempla la libre autodeterminación del género que, en relación con la identidad de género, en los últimos años se ha materializado en la novedosa pero irrefutable perspectiva socio-jurídica que reconoce la libre autodeterminación del género de las personas como un derecho humano fundamental. Ello garantiza a las personas trans poder recibir una atención integral y adecuada a sus necesidades sociales, sanitarias, jurídicas, laborales y educativas, entre otras, en igualdad efectiva de condiciones y sin discriminación, con el resto de la ciudadanía. Éstas son algunas claves relativas la nueva normativa.

¿Qué supone la aprobación en Andalucía de una ley integral de la transexualidad?
Andalucía será la primera región de un Estado europeo que despatologiza la transexualidad y acata las recomendaciones del Parlamento Europeo, que en el informe sobre la situación de los derechos fundamentales en la Unión Europea publicado el 12 diciembre de 2012, en su recomendación 94, invitaba a todos los países miembros a modificar sus leyes para no discriminar a las personas transexuales, proponiendo como referencia la ley argentina de Identidad de Género (de mayo de 2012), la única a nivel mundial que ha reconocido la autonomía y la despatologización de las personas trans. Un año, un mes y un día después de la sugerencia comunitaria, este próximo 13 de enero Andalucía dará el primer paso para cumplir los deberes.
A nivel nacional, España cuenta con la Ley 3/2007, de Identidad de Género, que regula los requisitos necesarios para acceder al cambio de la inscripción relativa al nombre y sexo de una persona en el Registro Civil. Sin embargo, la complejidad de la situación de las personas transexuales requiere una atención integral que va más allá del ámbito meramente registral o documental. En Navarra y País Vasco cuentan con normas específicas al respecto pero no con las características que tendrá la andaluza, según los colectivos trans y los grupos parlamentarios que la han trabajado.
El colectivo transexual ha venido denunciando que todavía no existe ningún país o región europea donde no se vulneren, de un modo más o menos encubierto, y con diferentes excusas, los derechos humanos de las personas transexuales y transgénero. Estas violaciones van desde la simple ignorancia, por parte de los Estados, de su situación de exclusión social, hasta el establecimiento de prácticas y leyes discriminatorias o que atentan contra los derechos humanos de las personas a las que van destinadas.

¿Qué es la identidad de género?
Es la vivencia interna e individual del género tal y como cada persona la siente, que puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento. Puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que sea libremente escogido.
¿Cuál es el objeto de la ley?
Garantizar el derecho de las personas que manifiestan socialmente una identidad de género distinta a la del sexo asignado en el nacimiento a recibir una atención integral y adecuada a sus necesidades sociales, médicas, jurídicas, laborales y educativas, entre otras, en igualdad efectiva de condiciones, y sin discriminación, con el resto de la ciudadanía.
La nueva normativa protegerá también el ejercicio de la libertad de las personas transexuales en los diferentes ámbitos de la vida social y, en particular, en el acceso y atención en los distintos servicios públicos que se prestan por las administraciones públicas andaluzas. La ley es una garantía para poder exigir un derecho o denunciar una discriminación, para la Administración hacer cumplir y para sus beneficiarios poder hacer valer sus derechos.

¿Qué deben hacer a partir de ahora las administraciones públicas andaluzas?
En colaboración con las asociaciones de personas transexuales, diseñarán y evaluarán sistemáticamente una política proactiva en relación a su mejor integración social, procurando una protección especial a las mujeres transexuales como colectivo en riesgo de acumular múltiples causas de discriminación.
También deberán desarrollar programas de capacitación y sensibilización su personal funcionario para evitar las actitudes discriminatorias, los prejuicios y la imposición de estereotipos en relación con la expresión de la propia identidad de género, y emprenderán campañas de sensibilización dirigidas al público en general.

¿Qué diferencias habrá en la asistencia sanitaria a las personas?
El tratamiento igualitario en la atención sanitaria que reclamaban las asociaciones de transexuales pasaba necesariamente por la descentralización y la despatologización. Según han venido manteniendo desde las asociaciones transexuales, no se está pidiendo nada más que tratamientos a los que tiene acceso toda la ciudadanía (hormonas, inhibidores para menores, cirugía...) sin tener que pasar por las evaluaciones a las que, hasta ahora, se veían sometidas las personas transexuales. No existen tratamientos específicos para ellas, insisten. A su juicio, se rompía el principio de trato igualitario y no discriminación puesto que cualquier ciudadano tiene acceso a dichos tratamientos en sus centros de salud.
Según prevé la ley, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) garantizará que las personas transexuales no sean segregadas en el acceso a los servicios comunes de atención primaria, incluyendo los tratamientos relacionados con el desarrollo puberal de los menores, y a los servicios de atención especializada más cercanos, especialmente endocrinología y cirugía general. Asimismo, el SAS proporcionará cirugías de reconstrucción genital (reasignación de sexo) efectuadas por el personal facultativo de la red de hospitales públicos.
Ninguna persona podrá ser obligada ahora a someterse a ninguna forma de tratamiento, procedimiento médico o examen psicológico para tratar o determinar su identidad de género. Hasta ahora, así sucedía en la Unidad de Transexualidad e Identidad de Género (UTIG) del Hospital Carlos Haya de Málaga, la primera que se abrió en España a comienzos de siglo, por donde tenían que pasar necesariamente las personas trans.
La nueva norma, en general, garantizará la autonomía responsable del paciente-usuario transexual frente a los prestadores de servicios de salud, superando definitivamente anacronismos como las terapias 'curativas' o el llamado 'test o experiencia de vida real'.

¿Está prevista alguna unidad especial de atención a personas transexuales?
La nueva normativa prevé, en su Disposición Adicional Única, la existencia de una unidad de gestión clínica en materia de transexualidad dentro del SAS, que proporcionará a los profesionales formación específica en la materia, asesorará puntualmente a aquellos profesionales que lo requieran para el desarrollo de su labor, y, en general trabajará con los profesionales del SAS con el objetivo de garantizar el acceso de las personas transexuales los más altos niveles de salud.
Realizará también labores de investigación, encargándose asimismo de la aplicación y puesta al día constante, en el ámbito clínico, de los avances científicos y tecnológicos en los diversos tratamientos relacionados.

¿Qué significa despatologizar y descentralizar?
En los últimos años se ha intensificado la reivindicación de la despatologización de la transexualidad para que sea desclasificada y retirada de los manuales de enfermedades mentales. El objetivo es que las personas transexuales sean protagonistas y sujetos activos en los tratamientos médicos que puedan requerir, ostentando capacidad y legitimidad para decidir por sí mismas, con autonomía y responsabilidad sobre sus propias vidas, sin tutelas ni paternalismos indebidos, y bajo la fórmula del consentimiento informado.
Es cada vez mayor el número de personas expertas e investigadoras de prestigio que considera seriamente la despatologización de la transexualidad, en línea con los Principios de Yogyakarta de la ONU, que dice que "con independencia de cualquier clasificación que afirme lo contrario, la orientación sexual y la identidad de género de una persona no son, en sí mismas, condiciones médicas y no deberán ser tratadas, curadas o suprimidas", y con la resolución de julio de 11 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que aboga por por poner freno a la discriminación de los seres humanos por su identidad de género.
Con la ley, se descentralizan todas las atenciones a excepción de las especializadas, como las cirugías de reconstrucción genital, que se seguirán haciendo en el Hospital Carlos Haya. Así, en los centros de salud podrán ser derivados los casos requeridos por las personas transexuales para prescribir tratamiento hormonales por parte del endocrino. Hasta ahora, en algunos centros de salud se les atendía con base a su situación pero se daban casos de, ya con nueva identidad legal y avanzado el proceso hormonal, un transexual era trasladado al Carlos Haya para la definitiva intervención quirúrgica pero, una vez allí, la hacían iniciar de nuevo con los protocolos, evaluación psicológica, terapia hormonal, etc. Este conflicto, en el propio sistema de salud pública, ya no tendrá lugar con la descentralización.
¿Cómo afecta la ley a los menores transexuales?
(...)
http://www.eldiario.es/andalucia/Claves-andaluza-transexualidad-vanguardia-europea_0_196680636.html
El diario.es. 09,01,14.

No hay comentarios:

Publicar un comentario